Aletas en natación. ¿Si o no?

¿Quieres recibir los últimos artículos en tu correo electrónico?

Muchas veces cuando realizo mis entrenamientos de natación diarios o en algunas conversaciones surge el tema. ¿Se deben usar aletas durante los entrenamientos de natación? Pues como todo en esta vida depende. Depende de nuestros objetivos, de nuestras aspiraciones,de la prueba que tengamos en mente, es decir, depende de varios factores. Tener hay que tener un par de aletas de natación cortas de silicona. Por otro lado se abusa de las aletas de natación.

aletas

Casos en los que SI usar aletas de natación.

  • Uso lúdico. Personas que lo único que buscan es divertirse en la piscina y se sienten más cómodos y seguros con ellas puestas. Este colectivo de personas no busca ningún rendimiento deportivo ni participación en prueba deportiva, simplemente pasárselo bien.
  • Rehabilitación. Las aletas vienen muy bien para rehabilitación. En mi caso por ejemplo cuando tuve esguince de rodilla realice unos cuantos metros con ellas puestas… Pero recordar consultar con alguien profesional antes de realizar este paso.
  • Pruebas específicas. Existen en la actualidad ligas de natación con aletas. Por lo cual si te gusta la natación con aletas entrena con aletas. También las pruebas de socorrismo se realizan con aletas. En la actualidad son 800 metros y se realizan con aletas largas. No es raro ver por esas fechas gente entrenando con aletas en las piscinas. En este caso también es necesario entrenar con aletas.
  • Nadadores y triathletas que buscan un entrenamiento con un efecto muy determinado. Son nadadores que tienen un alto nivel de técnica, experimentados con años de recorrido y que sienten el agua perfectamente.
  • Fuerza. Para entrenamientos de fuerza.

Casos en los que NO usar aletas de natación.

  • Para entrenar habitualmente. Muchas personas cada vez que van a la piscina se calzan las aletas. No saben nadar sin ellas. Luego van a la playa se meten al mar a nadar sin ellas y más de uno se ha llevado un susto.
  • Durante las series. En los entrenamientos es habitual, cuando llega la parte principal y ver que tras unos largos el de delante se nos escapa. Aquí se hecha mano de todo el arsenal aletas, palas, pullboy… Sencillamente con eso solo nos estamos engañando nosotros mismos. Entrenar más y cualitativamente mejor para solucionar esto es la solución.
  • Para aprender a nadar. Puede parecer una contraindicación pero no lo es. Evidentemente la curva de aprendizaje es menor pero a la larga es beneficioso porque sientes agua. Propulsas mucho mejor con tus pies tienes la patada correcta y no sientes la necesidad de tener que llevar las aletas puestas.
Aletas en natación. ¿Si o no? Clic para tuitear

Al final todo se resume en un concepto, entrena como compites. En lo que a la natación de aguas abiertas se refiere donde los pies adquieren poca importancia el uso de aletas es prescindible. Esto es debido a que la distancia a cubrir es inversamente proporcional a los pies que das. Traduciéndolo al cristiano cuanto mayor es la distancia a cubrir menos pies tienes que dar. Con un crol de 2 tiempos suele ser más que suficiente (en mi caso particular no doy pies nunca). No es lo mismo en el caso de los triatletas que si deben de dar pies para llegar con las piernas activadas a la T1.

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *